Autorretrato de una Familia con Perro

Álvaro Uribe

Número de páginas: 248
Editorial: Tusquets Editores
ISBN: 9786074216288

“Que si se trata de un personaje, exhibirlo en ese estado es de mal gusto.  Y si de una persona, de lesa humanidad”.

Álvaro Uribe se ubica a sí mismo como uno de los personajes y como autor del libro.  Distintas voces nos describen cómo fue la vida de Malú, madre de Adán (el historiador) y de Álvaro (el escritor cuyo seudónimo es “Álvaro Uribe”).  Estos dos hermanos gemelos, a pesar de haber crecido juntos, tienen dos visiones muy diferentes de cómo fue su infancia y su juventud y de las virtudes, defectos e historia de su mamá.

Cuando éramos niños, todos los adultos nos parecían viejos. Al crecer, esos adultos siguen siendo viejos pero no son más viejos, pareciera que se quedaran suspendidos en el tiempo. Por eso, sentimos que nuestros papás han sido viejos siempre. Incluso al crecer, cuando llegamos a la edad que ellos tuvieron en nuestra infancia, perdemos la perspectiva y pensamos que ellos siempre han sido tan viejos como son en ese momento .

Malú fue siempre igual de vieja. No fue más vieja cuando sus hijos llegaron a los 40 o a los 50 ni ellos llegaron nunca a tener la edad que ella tuvo.

Las rencillas de los dos hermanos, existentes desde pequeños, trascienden las páginas de la novela.  El lector asiste al pleito entre los hermanos quienes, junto con otros personajes, escriben la biografía de Malú.  Ellos son a la vez escritores de su versión y revisores de lo que el otro hermano ha escrito.

La novela se sitúa en la Ciudad de México.  Para quienes vivimos acá, es una delicia encontrar rincones familiares e imaginar aquel edificio de la colonia Narvarte, aquella casa de la colonia Roma que frecuentemente se mencionan en la novela.

¿Quién fue Malú?  ¿Cuál es la Malú real?  ¿La de Adán?  ¿La de Álvaro?  ¿O la Malú de las otras voces que escriben algunos capítulos de esta biografía (el contador, la amiga, la empleada, el perro…).

La historia no es lo que sucede, es lo que es narra (y sobre todo lo que se escribe) acerca de los sucesos.  ¿Quién soy yo?  Y cuando muera ¿quién habré sido?  La respuesta no la tengo yo, la respuesta la tienen quienes hablen de mí.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: