La Librería del Señor Livingstone

Mónica Gutiérrez

ISBN:  9781977843074

Páginas:  180

Para todos los públicos

 

“Y se preguntaba si era posible que todas las cosas buenas de la vida cupieran en una librería”.

¿Ha soñado usted en trabajar en una librería?  ¿Coincide en que sería una delicia poder estar horas enteras revisando libros, clasificándolos, releyendo aquellos que han llegado a su corazón, hojeando lo nuevo, comparando ediciones, revisando carátulas, hablando con lectores?

En un lugar de Londres existe una librería muy especial.  Además de su techo de cristal que permite ver la luna (de ahí su nombre, Moonlight Books), este lugar es propiedad de un librero gruñón, culto como nadie, el señor Livingstone.  Por este espacio de cuento pero que existe en realidad, circulan personajes entrañables.

Al igual que en Un Hotel en Ninguna Parte, Mónica Gutiérrez nos presenta en este libro una comunidad que se ha construido para algunos en torno a su amor a la literatura y para otros, como un escape a su soledad.  Es inevitable querer ser invitado a este grupo, desear entrar a esta librería con olor a té y a libros.

La Librería del Señor Livingstone es metaliteratura, una tentación irresistible para quienes disfrutamos leer.  Siempre es reconfortante cuando un libro hace referencia a otras historias.  Así como la televisión nos regala “crossovers” en los que una historia se mezcla con otra, es un placer para los lectores cuando en un libro encontramos otros autores citados o nos topamos con alusiones de personajes de otros textos.

En Moonlight Books recibimos recomendaciones de qué leer y asistimos a diálogos entre los personajes que recurren a literatura clásica y moderna.  Sin embargo, el encanto de este pedacito de Londres se extiende a los alrededores.  La autora nos pasea por las calles de esa ciudad parando en puntos que se mezclan con los textos de ficción.  ¿Pasaría usted por Baker Street sin mirar de reojo la ventana del número 221b?

Sírvase un té, siéntese en su sillón favorito, piense en que la gente es buena y tome este libro en sus manos para disfrutar cada página y soñar con que a usted también un día le dejen habitar una librería.

DE NO OLVIDAR…

“Recorrer algunas calles de esta ciudad todavía conlleva el placer de las viejas rutas literarias”.

“Solo cuando sales de casa tomas consciencia de que has nacido en el lado amable del planeta”.

“¿cómo iban a ser malvados los lectores asiduos?”

“ -No sé –dudó Agnes-, no quiero ser una intrusa.

-Eso solo ocurre con la familia de sangre, nunca con la adoptiva”.

“Pero yo creo que el único perfecto es el principio de una historia de amor, el momento en que los dos os miráis a los ojos y comprendéis que la búsqueda ha llegado a su fin porque ya os habéis encontrado”.

“…para soñar no es necesario cerrar los ojos, basta con leer”.

“Ya sabe cómo son de angustiantes estas emergencias de los lectores”.

Un comentario sobre “La Librería del Señor Livingstone

Agrega el tuyo

  1. Recuerdo bien ese paseo por Baker Street: salí de Hyde Park por Marble Arc y subí toda Baker hasta el 221, por el camino me detuve a hacer fotos a la casa de Arnold Bennett, a la estación de metro de Baker, y tantísimos otros lugares especiales. Y pensé que ese paseo saldría algún día en una de mis novelas 😉 Gracias por acompañarme, Sandra, qué ilusión empezar así de bien este sábado. Un beso

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: